Levadura, cerveza y vino

La levure, la bière, le vin En ausencia de aire, las células de la levadura transforman a los azúcares en dióxido de carbono y alcohol.
 
A partir de las distintas cepas de levadura, los investigadores pueden producir cerveza, vino o incluso combustible a base de etanol.
La historia de la cerveza es como la historia del pan
La historia de la cerveza es como la historia del pan

¡Un toque de suerte! Al igual que el pan, la cerveza fue descubierta de manera accidental hace miles de años. ¿Y quién resolvió el misterio? Más información...

Las primeras cervezas  fueron «producidas por accidente» en Mesopotamia y en Egipto. Las levaduras salvajes conducidas por el viento fermentaron el mosto dejado al sol y así nació la cerveza. Pero, al igual que con el pan, los egipcios elaboraron cerveza de manera empírica.
No fue sino hasta Pasteur (¡otra vez él!) y sus estudios sobre la cerveza en 1876 que pudo ser entendido todo el proceso. Él permitió que se seleccionaran y almacenaran las cepas más apropiadas para la elaboración de cerveza, así como el desarrollo de la pasteurización. Incluso hoy, algunas cervezas son fermentadas de manera espontánea, pero la mayoría son fermentadas con cepas de alta fermentación (entre 15 °C y 25 °C) o con cepas de baja fermentación (entre 7 °C y 15 °C).
 
El sabor ante todo
El sabor ante todo
Una cepa específica le aporta a cada tipo de alcohol sus características distintivas. Explore todas las facetas de la levadura 

La misma levadura no es utilizada para fermentar cerveza o whisky, o para elaborar pan. Los investigadores han seleccionado cepas específicas para elaborar cerveza, vino, licores e incluso combustible a base de etanol. Todas estas levaduras para el alcohol revelan sabores específicos. En la elaboración de cerveza, la levadura juega un importante papel en el aspecto aromático que con frecuencia es el ingrediente secreto del productor.
 
Las levaduras son utilizadas para activar a la fermentación, crear burbujas (champaña) o tener un efecto sobre la graduación de alcohol. Las levaduras también liberan sabores específicos (el de plátano, tan buscado en el vino de Beaujolais) y mejoran ciertos sabores (los típicos sabores del Chardonnay o del Sauvignon, por ejemplo). Las levaduras también caracterizan ciertos vinos al reducir la acidez, al aportar mayor suavidad e incluso al prevenir que ciertos vinos blancos ¡se vuelvan marrones!